Un mar de fueguitos...

"Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
—El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende."

Eduardo Galeano
( El mundo , de "El libro de los abrazos")

*******************************************************************************************

miércoles, 29 de abril de 2009

SANTO DOMINGO... Dep. Las Colonias.

Su historia debe ser conocida, con las virtudes y errores de quienes fueron sus protagonistas desde la fundación hasta hoy, para apreciarlo y quererlo más y para imitar el espíritu de fe, de trabajo y de fortaleza de los hombres que lo hicieron nacer y crecer…
” Grupo de Historia y Tradición Centenario.

Promediaba el año 1891 cuando Don Ignacio Crespo decide fundar en terrenos de su propiedad la Colonia y Pueblo de Santo Domingo. A tal efecto envía una carta con la solicitud correspondiente al entonces Gobernador de la Provincia Don Juan Manuel Cafferata.

El Gobierno da conformidad al pedido y se concreta de esa manera la fundación.La nueva colonia/pueblo limitaba en su lado sureste con la Estancia "La Sarita", propiedad de los Hermanos Crespo, según cuentan, heredada de su padre Don Domingo Crespo.

El casco de la estancia, exhibía una placa con la inscripción: "La Sarita" 1852. Se estima que representaba el año de construcción del edificio y que el nombre estaría relacionado con algún familiar del propietario de aquel momento.

Actualmente se conserva y pertenece a la Familia NAGEL-LONGONI. Se prevé declararlo Patrimonio Cultural.

En el año 1893, Don Ignacio Crespo solicita a la gobernación el ensanche de la Colonia proponiendo como agregado las tierras que correspondían a la mencionada estancia.

Este establecimiento, según se cree, tomó impropiamente la designación de Colonia y su nombre estuvo asociado a Santo Domingo ya que a partir de allí se denominó: “Colonia y Pueblo Santo Domingo y Sarita”, pero no existe referencia que haya sido constituido como tal por el Superior Gobierno de la Provincia.

En el año 1971, el Superior Gobierno de la Provincia por Decreto estableció el nombre actual SANTO DOMINGO, quedando de lado cualquier otra denominación.


UN PASEO POR SANTO DOMINGO ACTUAL
Y a usar la imaginación!!!! Que lo disfruten!!!!

En este momento el autobús comienza a transitar por la entrada a la localidad de Santo Domingo... un pueblo ubicado en el Centro de la provincia de Santa Fe en Argentina...

Lo primero que observamos es la gigante cruz emplazada en la avenida Santa Fe que bordea el límite sur de la zona urbana y que fue construida en oportunidad de conmemorarse los cien años de la fundación... Su mensaje representa el esfuerzo de los habitantes para que el pueblo sea lo que es hoy

La primera estación será en la plaza San Martín. Está ubicada en el centro del pueblo, con árboles hermosos y de distintas especies.


Al norte de misma están situados el Edificio Comunal, el Juzgado de Paz, la Comisaría y la Escuela de Enseñanza Primaria.



Detenemos la marcha y descendemos.

Bajo la fresca sombra nos espera un recibimiento típico del lugar con “facturas caseras y mate”. Nos sentamos en ronda para compartir el momento y disfrutar de la naturaleza. Los niños del Instituto Folclórico Comunal nos ofrecen entusiasmados sus canciones acompañando con guitarras...


La localidad está ubicada en un lugar donde el relieve y el clima son propicios para el desarrollo de la agricultura y la ganadería. Es tranquila y solidaria, compuesta por familias que viven dignamente de su trabajo, especialmente del campo.

En este recorrido no encontraremos edificios modernos y despampanantes, ni bellezas tecnológicas, sino que conviviremos durante toda la jornada, con la tranquilidad propia de las zonas rurales argentinas... y les prometo que será genial, muy especial...

Comenzamos una caminata por las calles del pueblo en la que vamos observando las distintas instituciones:El templo Católico presente en la comunidad desde los primeros años, cuyo edificio fue creciendo de acuerdo a las necesidades de los creyentes.

El Templo Evangélico que también data de aquellos primeros años cuando los inmigrantes arribaban con sus distintas creencias.


El Jardín de Infantes que brinda educación desde temprana edad

El Centro de Día “El Jacarandá”


La Biblioteca Popular D. F. Sarmiento


El Centro de Atención para la Salud SAMCo SANTO DOMINGO


El Club Juventud cuya pileta ofrece disfrutar de veranos frescos y entretenidos. Su actividad principal es el vóley.


En las afueras el atractivo Club Unión desarrolla actividades como fútbol, tenis, bochas, entre otras.

Seguramente les ha extrañado el saludo de cada persona que cruzamos mientras caminamos las calles... Así se acostumbra aquí, así somos...

Se acerca el mediodía y ya transitamos una de las calles que conecta a la zona suburbana. Llegamos hasta el Instituto Educativo Santo Domingo. En él se encuentran funcionando la Escuela Agrotécnica de nivel secundario y el Instituto del Profesorado de enseñanza terciaria.


Esta comunidad educativa nos recibe cordialmente y nos invita a visitar sus instalaciones, muy extensas por la modalidad: viveros, plantaciones de frutales, criaderos de conejos, de cerdos, de pollos,...

Necesitamos refrescarnos y descansar un rato. La sombra que rodea la escuela es apropiada.

Y sorpresa!!! Nos prepararon un rico asado que muy agradecidos compartimos entre charlas y risas...

Ya debemos partir porque nos queda mucho por recorrer, se viene una tarde movidita!!!!

Nos subimos al autobús y partimos hacia la zona rural. Llegamos a una vivienda muy especial, es la primera casa que existió en la Colonia de Santo Domingo. Observamos con curiosidad su construcción que posee sobre el techo, paredes protectoras. Allí según cuentan se refugiaban cuando se sentían en peligro. Se conserva la estructura original intacta aunque fue ampliada.

En ese lugar nos ofrecen realizar paseos a caballos y en carruajes. Son para todas las edades y no se necesita experiencia previa. Además permiten la observación de las inminentes bellezas de la flora y fauna autóctonas.



Recuerdo en ese momento y lo comento, que nuestro país ha sido mencionado muchas veces en el exterior por sus llanuras... por sus tierras ricas que exponen paisaje muy variados...

Muchos autores extranjeros se han sentido atraídos por el paisaje pampeano. El filosofo español Ortega y Gasset expresó que "La pampa no puede ser vista sin ser vivida”



A todos nos entusiasma la idea y nos lanzamos de inmediato, unos a caballo y otros en carruajes… y continuamos el paseo hacia el río. A VIVIR EL PAISAJE!!! A SENTIRLO!!!

El aire huele puro, limpio, el viento choca suavemente en nuestros rostros y felices nos entregamos a la aventura...


Cruzamos pequeños animalitos, pájaros, mariposas de colores… Finalmente llegamos a orillas del Salado.

Allí el paisaje se torna agreste, los árboles cambian sus formas y colores, están preparados para enfrentar el atropello de las crecidas, y soportar el agua salada que los baña.



Nos detenemos unos minutos y luego continuamos la marcha, intercambiamos vehículos y seguimos...



Nos acercamos a un terreno muy especial... Nos reunimos y les comento:

En este lugar que atravesamos, ha existido un impensado “acuerdo” entre la mano del hombre que ha extraído la tierra y la naturaleza cuando al desbordar el Río Salado ha llenado de agua estas fosas arrastrando consigo fauna viva que antes no existía en la zona. LOS PRÉSTAMOS albergan yacarés y otras especies que hoy conviven brindando una atracción muy especial para los visitantes...

Todos tomamos fotos y les propongo quedarnos en absoluto silencio... entonces vemos como lentamente los yacarés van asomando su cabeza fuera del agua, y aparecen detrás de los matorrales, donde se habían escondido al percibir nuestra llegada, los distintos animalitos que comparten ese hábitat natural.



Cuánta emoción nos embarga! Nuestras cámaras fotográficas funcionan intensamente porque deseamos conservar en el recuerdo esas maravillosas imágenes...

Deslumbrados por tanta belleza, nos mantenemos en silencio largo rato.

La tarde va cayendo y debemos regresar al autobús. La experiencia nos ha embriagado, y la emoción se nota en nuestros gestos.

Nos sentimos cansados pero muy felices.

Regresamos plenamente encantados por ese contacto directo con la sabia naturaleza...

Subimos al autobús, nos despedimos de SANTO DOMINGO dispuestos a descansar para continuar el viaje hacia la siguiente ciudad.

****************************************************************************

Aporte de Nidia Nagel, Santo Domingo. Muchas Gracias....























3 comentarios:

  1. Gracias Néstor por esta publicación! Vos sabés bien el orgullo que llevo en mí por pertenecer a Santo Domingo, a Santa Fe y sobretodo, ser ARGENTINA!

    Valoro mucho tu trabajo porque siento que es la manera de mejorar un poco cada día este mundo! Dando el lugar que merece a cada persona y a cada lugar!

    Saludos y seguimos en contacto!

    ResponderEliminar
  2. Aunque me sonaran las fots de otra visita, no por ello me ha sido esta menos gratificante. Espero que algún día podamos hacer este precioso recorrido.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Néstor, el viernes pasé y leí, la entrada, me pareció magnífica y muy cálida! te dejo un besito enoooorme, te deseo como siempre lo mejor amigo!! nos vemos!! Muuuack!

    ResponderEliminar