Un mar de fueguitos...

"Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
—El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende."

Eduardo Galeano
( El mundo , de "El libro de los abrazos")

*******************************************************************************************

lunes, 14 de diciembre de 2009

CAMPO CASTRO


No se ha encontrado documentación sobre la historia fundacional de este lugar, pues lo único que podemos decir es que Campo Castro es una zona rural perteneciente al distrito Las Bandurrias, en el departamento San Martín. Dista 170 kilómetros hacia el sur de la ciudad de Santa Fe y 15 kilómetros de camino de tierra –rumbo oeste- desde pueblo Las Bandurrias (RN 34) cabecera de distrito.


En Campo Castro funciona la Escuela Fiscal Nº 273, Florentino Ameghino (primaria), a la cual diariamente concurren 9 alumnos. Hasta este lugar viajamos por invitación del SEEA (Sociedad de Escritores y Escritoras de la Argentina, sede Santa Fe) a participar de la velada de fin de clases 2009.


Con la señora Cristina, vecina de la localidad de Monge, directora de la escuelita y que también cumple la función de maestra, portera, cocinera, etc., recorrimos las instalaciones del establecimiento educativo. El mismo se compone de tres aulas, una biblioteca, la dirección y la casa del docente, compuesta por la cocina, el baño y un dormitorio.


Luego de un viaje agotador por la alta temperatura, la tardecita se presentaba algo fresca presagiando una noche especial para la actividad preparada al aire libre. Con las primeras sombras de la noche, comenzaron a llegar los lugareños con sus hijos y familiares. Todo estaba cuidadosamente organizado: los hombres en la tarea de hacer el asado, colocar las bebidas en tachos con hielo, el armado de las mesas y el resto del servicio. Por su parte, las mujeres, dirigidas por la directora, abocadas en la labor de la puesta en escena del espectáculo que tenía como protagonistas a los chicos acompañados por sus madres.


Los invitados externos llegados desde la capital santafesina éramos cuatro: Rubén y “toto”, artistas integrantes del SEEA; Marcelo Robles; el mimo “Viruta” y mi persona, en representación del micro radial “Historias de Pueblos Olvidados”.


Cada uno en lo suyo, y mientras los artistas preparaban sus respectivos espectáculos, decidí recorrer el predio escolar en su parte externa.

A pesar de la amenaza de lluvia, la noche se presentaba esplendida. El cielo oscuro y estrellado, la luna jugando a las escondidas entre las ramas de los gigantes y añejos eucaliptos y los sonidos propios del campo transportados por la espesura del silencio, completaba un paisaje rural nocturno portador de reminiscencias de un tiempo de niñez en mi lejano pueblo natal.


Voces, palabras, risas… de una noche feliz llenaron la cinta de mi grabador, y una imagen grabada en mis retinas no se apagará jamás: la escuelita perdida en la inmensidad de la pampa, un grupo de trabajadores rurales, los chicos y su fiesta.



GALERIA DE FOTOS


Camino de tierra hacia Campo Castro. Foto obtenida desde el interior del auto


Una gruta en el camino


Entrada al predio de la escuela


Una antigua bomba de agua en exposición



Dos vistas del frente de la escuela


A nuestra llagada todo estaba preparado y a la espera del público


Luna tempranera


La misma luna en el mismo lugar de la foto anterior entrada la noche




Tres vistas del atardecer en Campo Castro


El comienzo del espectáculo con los chicos de la escuelita junto a su directora


La platea mira con atención el espectaculo



Los chicos "duendes" junto a su madres llenaron de color y alegría la noche de Campo Castro


El mimo "Viruta" y "toto" en acción

******************
Nota: como no se ha encontrado documentación sobre la historia de este lugar, hemos decidido editar un reporte de lo vivido en la escuelita de Campo Castro.-

6 comentarios:

  1. Preciosa entrada! sólo nueve alumnos, como me enternecen y emocionan estas historias. Hermosas las fotas y la obrita muy colorida. Felicitaciones a todos!!! Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  2. Hola Néstor: estuviste tan cerca de mi casa y no llegaste!!! yo estuve en una jineteada que organizó esa misma escuela, creo que en octubre. Tengo fotos que te voy a enviar, es una tradición Campo Castro y ahí muy cerquita vivían mis padres cuando yo nací. Me fui sola y me encontre con muchos amigos de la zona, saqué muchas fotos y principalmente logré lo que quería: comprar un CD de Mario Pino.

    ResponderEliminar
  3. Qué genial esta entrada Néstor, me encantó... Estoy deleitándome con tus post, poniéndome al día.
    Vos ya sabes el porque de mi atraso, pero por suerte todo ya esta casi superado y pronto mi vida volvera a ser un poco más tranqui, volveré a tener mis tiempos para las visitas seguidas a los blogs...

    Un abrazo y felicitaciones porque cada publicación es un honor para nuestros pueblos!

    ResponderEliminar
  4. Qué hermosa descripción y las fotos buenísimas, entrañables por su significado y románticas por lo espectacular de la noche y el paisaje.
    Realmente no se olvidan estas fiestas ten "enxebres", lo se porque como maestra y organizadora se del esfuerzo que demandan pero también se del recuerdo cálido que dejan en el corazón.
    P.D. Enxebre es un término gallego que significa mucho, como autóctono, cariñoso, nuestro, en fin, es el término total que encontré.

    ResponderEliminar
  5. Hola muy. Buena data sabes que yo tengo los mapas del pueblo de 1906!!!el dueno se llamaba German Castro padre de Feliciano castro .o sea mi abuelo yo soy hijo de santiago feliciano castro y vivimos en bs as.dejame si podes un mail de contacto.gracias. Jorge Alejandro Castro.

    ResponderEliminar
  6. Hola muy. Buena data sabes que yo tengo los mapas del pueblo de 1906!!!el dueno se llamaba German Castro padre de Feliciano castro .o sea mi abuelo yo soy hijo de santiago feliciano castro y vivimos en bs as.dejame si podes un mail de contacto.gracias. Jorge Alejandro Castro.

    ResponderEliminar